Dos tipos de redes sociales en internet (Imagen: Damon Centola)

Volvemos de las vacaciones con fuerzas e ilusión renovadas, sobre todo después de leer cosas como ésta, una investigación del MIT publicada en la revista Science en la que se demuestra el potencial de las redes sociales para promover el cambio de hábitos en relación a la salud. Según Damon Centola, autor del estudio, la gente está más dispuesta a adquirir nuevas prácticas de salud cuando forman parte de redes con densos racimos de conexiones.

Hasta ahora, los científicos creían que estos cúmulos densos de conexiones resultaban redundantes a la hora de difundir la información; sin embargo, el experimento de Centola ha probado que para que una persona cambie un hábito arraigado necesita escuchar el mismo mensaje varias veces, y procedente de personas con las que mantiene un estrecho contacto. La redes sociales en internet favorecen esta circulación de consejos y buenas prácticas relacionadas con la salud.

Precisamente éste ha sido desde el principio el objetivo de noscuidamos, ayudar a difundir la Cultura de la Salud ofreciendo información fiable, cercana y, sobre todo, práctica. Y lo hacemos a través de todos los medios disponibles (Facebook, Twitter, YouTube, Flickr…), conscientes de que una vez en estas redes, nuestro mensaje pasará de boca en boca, teclado en teclado, ampliando su poder de seducción a medida que se vaya replicando. Así pues, ¡manos a la obra!